El 17 de mayo los casi  5000 empleados públicos de la Administración del Gobierno de Cantabria estamos convocados a las urnas para elegir a nuestros representantes en el Comité de Empresa (personal laboral) y en la Junta de Personal (funcionarios).

                El ánimo de la mayoría de los empleados públicos está por los suelos, en el último año nos han reducido el sueldo, nos han eliminado derechos (acción social, plan de pensiones…) apenas se cubren vacantes (1 de cada 10) y además se anuncian nuevas medidas para los próximos meses que van por el mismo camino, el Consejero de Hacienda informa que han acordado reducir en otros 10 millones de euros el capítulo destinado a sustituciones y en el Plan que el Gobierno de España ha presentado a Bruselas se contempla una reducción de 4.000 millones de euros en las retribuciones de los empleados públicos, y todos los analistas advierten que después de la elecciones del 22 de mayo, las Comunidades Autonómas y los Ayuntamientos van a presentar un nuevo plan de recortes, en el que los empleados públicos volveremos a ser paganos de esta crisis que otros crearon.

Por si esto fuera poco, los candidatos y candidatas de UGT en estas elecciones, tenemos que soportar campañas en medios de comunicación (aireadas por algunos sindicatos, que a falta de propuestas solventes dedican toda su energía a criticarnos), que tratan de desprestigiarnos, con acusaciones falsas, y buscan acabar con los sindicatos de clase para encontrar menos resistencias a sus planes de rebaja de derechos de los trabajadores y disminuir drásticamente el sector público, en aras a la reducción del déficit, que se ha convertido en el único objetivo que persiguen los que nos gobiernan, cueste lo que cueste y al precio que sea.

                Con este panorama tan complicado nos presentamos a las elecciones un grupo de mujeres y hombres, que reconociendo nuestros errores y nuestras carencias (tenemos mucho que mejorar) nos comprometemos a seguir luchando por vuestros derechos, pero que entendemos, que, ahora, por encima de las reivindicaciones cotidianas (retribuciones, conciliación, formación, salúd laboral, carrera profesional) que deberemos seguir defendiendo, nuestra tarea fundamental va a ser defender lo público. Como dice nuestro lema “AHORA ES EL MOMENTO DE DEFENDER EL EMPLEO PÚBLICO” y la mejor manera de hacerlo es votar el 17 de mayo las listas de UGT.