Los dos sindicatos advierten que “se seguirá en la calle con la lucha por unas pensiones públicas dignas, intocables y seguras ”  

Más de 20.000 personas secundaron hoy en Santander la manifestación convocada por UGT y CCOO en defensa del sistema público de pensiones y en contra del actual sistema de revalorización del 0,25% en una movilización que se inició pasadas las 12,30 horas en la Plaza de Numancia y concluyó su recorrido en los Jardines de Pereda.

Al término de la manifestación intervinieron responsables de los dos sindicatos, en concreto sus secretarios generales en la región, Mariano Carmona (UGT) y Carlos Sánchez (CCOO), junto con sus homólogos de las federaciones de pensionistas y jubilados, Higinio Martínez (UGT) y José Antonio Calderón (CCOO).

Todos ellos mostraron su satisfacción por el multitudinario respaldo popular a la movilización, que según precisaron los dirigentes sindicales, “es un punto y seguido a las demás que vendrán porque no vamos a parar aquí”, subrayaron los sindicalistas.

En este sentido, el secretario general de UGT en Cantabria que el principal objetivo “es inculcar en la conciencia de las personas estas grandes movilizaciones que se están realizando porque no tienen sentido si no están respaldadas por la gente en la calle y tenemos muy claro que todo lo que ha conseguido la clase obrera ha sido precisamente en la calle”.

“Empiezan a romperse las costuras de la indignación”, matizó al respecto su homólogo de CCOO en alusión al gran respaldo popular de la manifestación, tras recalcar que “vamos a seguir en ello por mucho que digan que somos dos o tres”.

De todos modos, tal y como advirtió Mariano Carmona, “habrá que tener cuidado porque van a intentar dividirnos, que discutamos entre los que organizamos las movilizaciones, aunque nosotros tenemos muy claro que no nos vamos a pelear por quién las convoca, nosotros las vamos a apoyar todas”.

Por su parte, los secretarios generales de las federaciones de jubilados y pensionistas de ambos sindicatos insistieron en proseguir con “la pelea en la calle hasta cuando sea necesario” porque “no podemos permitir que desmantelen el Estado de Bienestar”.

“Bajar las pensiones es generar pobreza, la misma pobreza que están provocando las reformas laborales y las políticas del Gobierno”, comentó Martínez, secretario general de los jubilados de UGT. Su homólogo de CCOO, José Antonio Calderón, apeló a que “las pensiones deben ser públicas, prioritarias, intocables y dignas, y no admitimos la excusa de que el Estado no tiene dinero para pagarlas”.

 Sistema de devaluación, no de revalorización

Tras las intervenciones de los secretarios generales de las federaciones de jubilados de ambos sindicatos, los secretarios generales de UGT y de CCOO en Cantabria reiteraron en sus discursos su apuesta por un sistema público de pensiones que, según dijeron, “es perfectamente sostenible y tiene soluciones para garantizar su financiación, los sindicatos ya las hemos planteado muchas veces porque llevamos trabajando en ello mucho tiempo”.

En opinión del responsable regional de UGT, “para empezar hay que acabar con el 0,25% porque no corresponde a un sistema de revalorización, es un sistema de devaluación de las pensiones”.

Carmona recordó que “el sistema público de pensiones estaba perfectamente protegido y blindado pero mueve mucho dinero que interesa y mucho, y ahora el Gobierno se lo quiere cargar para dar paso a los planes privados y para ello se ha inventado un facto de sostenibilidad que en realidad se tendría que haber llamado un reparto de la pobreza”.

“Pedimos que las pensiones públicas se revaloricen al menos con el IPC, aunque en el caso de las pensiones mínimas tiene que hacerse muy por encima de él”, agregó el secretario general de UGT, tras defender que “las pensiones de viudedad y de orfandad tienen que mantenerse en la caja única de la Seguridad Social porque si se trasladan a los Presupuestos Generales del Estado para luego ser completadas por las autonomías no está garantizado que se paguen”.

Gobierno, principal amenaza de las pensiones públicas

Por su parte, el secretario general de CCOO en Cantabria destacó que “la verdadera amenaza del sistema público de pensiones es el propio Gobierno, no todo que están diciendo para justificarse”.

“Dicen que las pensiones públicas tienen muchos problemas, entre ellos el demográfico porque la gente vive más tiempo, lo cual no debería de ser un problema sino motivo de satisfacción”, precisó Sánchez, tras reconocer que “sí es un problema la baja tasa de natalidad pero porque las personas que no tienen garantizado el empleo o la vivienda con esta pobreza y desigualdad que nos caracteriza, no pueden pensar en fundar una familia”.

Sánchez reiteró que los sindicatos ya han planteado para solucionar la financiación de las pensiones públicas porque “soluciones las hay” e insistió en que “para eso se creó el Fondo de Reserva, aunque nueve de cada 10 euros de este fondo han volado porque se ha empleado para lo que no se tenía que emplear”.