Logo FeSP CantabriaEn reunión de la mesa sectorial celebrada hoy viernes se trataron los siguientes puntos:

-Bases comunes que rigen los procesos selectivos para ingreso en la administración de Cantabria. Básicamente, modificar la Orden PRE 19/2010. La Administración nos aporta una propuesta de modificación para adecuar el articulado a la intención de crear las bolsas de interinos con carácter abierto y cuya negociación se inició en mesa técnica hace unas semanas según os informamos (esa negociación proseguirá la semana que viene). El cambio es procedente para ajustar el articulado. No obstante se nos presenta algún cambio más que no compartimos. Se pretende, también,  modificar la redacción del apartado cuarto de la citada orden en este sentido:

1. Los procedimientos de selección se llevarán a cabo con carácter general tanto para personal funcionario como laboral, a través del sistema de oposición o concurso-oposición…”

equiparando así los dos sistemas de selección y dejando la puerta abierta a que discrecionalmente la administración decida en cada caso cuál aplicar.

Hemos manifestado que UGT siempre ha defendido la oposición como forma normal de acceso a la función pública, sin cerrar la puerta a que excepcionalmente se pueda utilizar el concurso oposición. Así ha sido en ocasiones puntuales a lo largo de la historia de la comunidad autónoma, y ahora es una de esas ocasiones; por eso hemos negociado y aceptado que las OPEs 2017-18 y la OPE 2019 (si se aprueba a tiempo), se ejecuten según esa modalidad. No obstante entendemos que la norma reguladora de los procesos selectivos no debe recoger como norma general la equiparación entre oposición, y concurso oposición (sí, como posibilidad coyuntural), y ello porque en nuestra opinión el art. 55 del EBEP consagra que:

Todos los ciudadanos tienen derecho al acceso al empleo público de acuerdo con los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad,…..”

Por eso, en nuestra opinión, solo en circunstancias excepcionales se debe aplicar el concurso oposición. La situación creada por las administraciones en los últimos años, generando unas altas cotas de interinidad, no convocando plazas suficientes en las OPEs para rellenar las plantillas de personal, han generado esas circunstancias excepcionales que justifican la aplicación del concurso-oposición, para no lesionar derechos y expectativas de los funcionarios interinos a los que no se ha permitido someterse a un proceso selectivo para ingresar a la función pública durante años.

Dado que nuestra perspectiva es compartida por otras organizaciones sindicales, la administración nos facilitará una redacción que recoja la modalidad de oposición como la forma habitual de selección y el concurso-oposición para situaciones especiales.

-Oferta de empleo público 2019. La tasa de reposición vigente a día de hoy es el 100%, por tanto al haberse producido 79 bajas de funcionarios a lo largo de 2018 (jubilaciones, incapacidades y fallecimientos), corresponde una OPE de 79 plazas. Además, dado que se han cumplido determinados parámetros económicos, se puede añadir un 8% de plazas más, merced al acuerdo firmado por UGT, CCOO y CSIF con el Estado en 2018. La administración propone cargar ese 8% en la OPE de personal laboral. Hemos manifestado que no nos oponemos a esta propuesta; al fin y al cabo, todo es empleo público, y si hay determinadas necesidades prioritarias en el ámbito laboral, asumimos ese planteamiento.

La conformación de la OPE, tiene no obstante, otras deficiencias. La decisión de qué titulaciones son las que conforman la OPE dependen de la titulación del ocupante del puesto que ha causado baja. Algunos puestos tienen varias titulaciones válidas para ocuparlos por lo que tomar para la OPE la titulación del último ocupante no parece un criterio muy eficaz. Hemos pedido que se nos facilite qué puestos concretos son los que han sufrido bajas, para analizar de forma más precisa qué titulaciones deben conformar la OPE definitiva. A título de ejemplo hemos pedido que se incluyan en la OPE dos plazas de Ingeniero Agrónomo (que no existían en la propuesta de la Administración), que han tenido muy pocas convocatorias en los últimos años a pesar de ser una titulación válida con otras en muchos puestos y habiéndose producido una jubilación durante 2018. Existen otros puestos en esta misa situación y con datos más completos podremos hacer una propuesta más ajustada.

-Propuesta de modificación de la fase de concurso de los procesos selectivos (OPEs 2017-18). Como sabéis en mayo pasado firmamos un acuerdo que regulaba las puntuaciones a obtener en la fase de concurso de las próximas OPEs de funcionarios. Sorpresivamente, la administración traía a esta mesa una propuesta de modificación del acuerdo, probablemente motivado por las negociaciones llevadas a cabo con el personal laboral. Desde UGT asumimos que las circunstancias de la ocupación de plazas de personal laboral pueden ser diferentes a las de funcionarios y esto puede condicionar la negociación de la fase de concurso. Sin embargo en modo alguno justifica que debamos modificar un acuerdo recién firmado y que ni siquiera se ha puesto aún en práctica, por no hablar de la incertidumbre que crea en quienes estén en fase de preparación de sus oposiciones el hecho de cambiar las reglas de juego a mitad de camino. Además de la defensa de un acuerdo del que hemos sido firmantes, hemos expuesto que en modo alguno compartimos las modificaciones que se proponen:

  • la supresión de la valoración del tiempo trabajado en otra administración en especialidad diferente a la que se presente
  • la valoración de 10 puntos para la experiencia y 2 puntos por estar incluido en una bolsa de empleo por haber aprobado al menos un examen de oposición.

Este segundo punto sobre todo nos ha parecido absolutamente inaceptable pues en primer lugar cambia la proporcionalidad entre experiencia y pruebas superadas (30/10 en el acuerdo, 10/2 en la propuesta) y pone al mismo nivel a quien ha superado todo el proceso selectivo sin obtener plaza con quien haya superado solamente un examen.

  • La administración propone una última modificación que pretende facilitar la valoración del tiempo trabajado para aquellas personas que proviniendo de bolsas de funcionarios han aceptado ocupar puestos de laborales (calificados como a extinguir tras los antiguos procesos de funcionarización)

Esta última es la única modificación que hemos aceptado pues es una situación indeseada, detectada a raíz de la firma del acuerdo y que había que corregir. Se hace además a instancias de la Junta de Personal. El acuerdo se modificará por tanto, solamente para incluir este último punto.

-el último punto del orden día versó sobre la modificación de la RPT de la Consejería de Presidencia al suprimir la Subdirección General del CEARC. Hemos manifestado que no entendemos esta política errática de creación/supresión de Subdirecciones generales. Se acaban de aprobar RPTs que recogen la creación de 16 subdirecciones generales y ahora se nos trae a la mesa sectorial la supresión de 1 que estaba consolidada y venía ejerciendo razonablemente bien su función.

No estamos a favor de la creación indiscriminada de subdirecciones generales, máxime cuando no se atienden previamente las necesidades del personal de base, pero tampoco pretendemos “satanizarlas”. Es una figura válida siempre que su existencia responda a criterios de eficacia y racionalización del funcionamiento de las estructuras; no nos valen cuando se crean con una cierta ligereza y por motivos que no tienen nada que ver con la mejora del funcionamiento de los servicios.