Concurso Abierto y Permanente para Funcionarios ¡YA!El orden del día incluía los siguientes puntos:

Propuesta de modificación del decreto regulador de las bases de concursos de méritos. La reciente celebración del concurso de méritos previo a la toma de posesión de los funcionarios de nuevo ingreso, ha puesto de manifiesto alguna disfunción en la aplicación del decreto en vigor (26/2017), por lo que la administración propone unas modificaciones puntuales:

  • En la base 6ª apartado 1.3 párrafo 6º, se propone que los cursos de formación específica valorables en el concurso alcancen un máximo de 1 punto por área y no en general como indica el decreto. Sin embargo se valora en la mesa que eso podría dar un peso excesivo a la formación específica y se retira esa modificación.
  • Algunas plazas han quedado desiertas en el pasado “concursillo”, en algunos casos debido a la no superación por parte de los aspirantes de la segunda fase. Ante esto se propone modificar la base 7ª, apartado 1 en el sentido de rebajar del 40% al 20% la valoración exigida para superar la segunda fase del concurso. Se acepta este cambio, si bien se ha vuelto a poner de manifiesto que lo verdaderamente relevante es la redacción que se dé a los méritos específicos valorables en un concurso y que deberá cuidarse especialmente en la próxima convocatoria.
  • El proceso de resultas, que el Decreto convierte en obligatorias, también ha supuesto un alargamiento del proceso que ha tenido consecuencias en la toma de posesión de los funcionarios de nuevo ingreso. Se propone que las resultas subsiguientes a un concurso de méritos sean facultativas en general y no aplicables en caso de concurso previo a la toma de posesión ni de concurso abierto y permanente. Si bien entendemos que una vez establecido el Concurso Abierto y Permanente (CAP), la convocatoria de resultas queda superada, la administración está decidida a incluir esta modificación. También se modifican los anexos del Decreto para clarificar el proceso y dar más fluidez a la resolución de los concursos.

 

El siguiente punto versaba sobre los puestos a incluir en el próximo concurso A1, A2, A1/A2. La Administración nos ha facilitado un listado de puestos que cumplen las condiciones para ser incluidos en el concurso: vacantes ocupadas por personal interino o en comisión de servicios; también se incluye algún puesto vacante sin ocupar. No se incluyen en el listado los puestos que, cumpliendo alguna de esas condiciones, ya se han ofrecido a toma de posesión a funcionarios de nuevo ingreso, o están reservadas para las próximas tomas de posesión. Posteriormente se nos facilitó un listado de plazas que, cumpliendo también las condiciones, están pendientes de modificaciones sustanciales de RPT y no pueden salir a concurso

En la propia mesa se aportaron por parte de diferentes representantes de las consejerías, cambios en la inclusión de plazas. Por nuestra parte hemos facilitado a la administración un listado de puestos que, a nuestro entender, también deberían someterse al concurso. En próximas reuniones se tratarán estos ajustes hasta llegar a las plazas definitivas que compongan el concurso.

En el caso concreto del ICASS se aportó un listado de plazas que pretenden cambiar (dedicaciones, titulaciones, cuerpo de pertenencia,….) y por tanto retener de momento, con el compromiso de acometer las modificaciones desde este momento y sacar a concurso inmediatamente.

En cualquier caso la directora de Función Pública ha reiterado su compromiso de dejar convocado el concurso el 30 de junio. Por otra parte también adquirió el compromiso de dejar regulado el Concurso Abierto y Permanente (CAP) como máximo en septiembre. A partir de ese momento se podrá convocar el mismo e incluir con continuidad todas aquellas plazas que se necesiten cubrir, superando definitivamente la rutina de las comisiones de servicio.

Se trató también de la propuesta de modificación del acuerdo de Comisiones de Servicio. En sus dos años y medio de vigencia, este acuerdo ha demostrado ser una herramienta muy útil para dar publicidad a los puestos que tradicionalmente se cubrían con este procedimiento de manera opaca, y que además, se acababa convirtiendo en una libre designación encubierta por la acumulación de méritos. La regulación que propició el acuerdo nos ha permitido ganar tiempo para acordar un decreto nuevo de bases de concurso suprimiendo mientras tanto la discrecionalidad en la concesión de comisiones de servicio. Pasado este tiempo tiene que ser sustituido ya por concursos de méritos regulares (en nuestra propuesta: abiertos y permanentes) y levantar algunas de las limitaciones que establece. En la propuesta de la administración se pretende suprimir totalmente las limitaciones existentes para acceder a nuevas comisiones de servicio. No obstante, de lo hablado en la reunión se derivarán matices que nos facilitarán en breve. Somos partidarios de mantener algunas limitaciones para funcionarios de nuevo ingreso y para quienes acaben de concursar, pero es evidente que el CAP dejará las comisiones de servicio como una figura prácticamente residual, y que  el objetivo final ha de ser que la forma de provisión de las plazas habitual tiene que ser el concurso de méritos.