Como todos los años desde UGT acudimos a la reunión donde la Administración nos presenta el Capítulo I de los Presupuestos Generales, Capítulo que como conocéis incluye los gastos en personal  tanto en la Administración General, como en el Servicio Cántabro de Salud, Justicia y Educación.

De nuevo volvemos a las andadas y mostramos poco respeto por la negociación colectiva, si el año pasado nos citaron después de presentar los Presupuestos en el Parlamento este año ha sido dos días antes y sin posibilidad de aportar nada. Sólo nos queda el recurso de hablar con los partidos políticos presentes en la Cámara e intentar que nuestras aportaciones sean presentadas por ellos como enmiendas.

Se contempla una subida salarial del 3%, esta subida se corresponde con el Acuerdo Estatal firmado por UGT, como es habitual en los últimos tiempos las mejoras salariales son gracias a lo que negocia este sindicato fuera de Cantabria porque aquí con el discurso del objetivo de estabilidad presupuestaria no existe subida.

No se deroga la Ley de sostenibilidad del 2012, que es muy lesiva para los derechos laborales y vamos alargando sus consecuencias en el tiempo. La actitud de este Gobierno es: yo no la firmé, la critiqué pero ahora que estoy gobernando…

De nuevo sin aportaciones para la Acción Social ni el Plan de Pensiones.

Se nos comunica que hay un fondo de 2.5 millones de euros para Acuerdos laborales. Bien, no tenemos claro si nos tomaban el pelo hace 6 meses o nos lo toman ahora. En los Presupuestos de este año vuelve aparecer el artículo 24.2 que dice claramente que la masa salarial del personal LABORAL no se verá incrementada en el 2020, ¿cómo van a pagar los Acuerdos? Con este artículo ni lo firmado ni lo negociado, el personal LABORAL de nuevo nada.

Ni veremos una nueva Ley de Función Pública, ni desarrollada la carrera profesional del personal funcionario que podemos estimar en unos dos millones de euros.

Nos dicen que si vamos a negociar un Plan Concilia y un Plan Igualdad. A estas alturas es difícil creerse nada.

Tampoco se desarrolla el EBEP en lo relativo a la creación del Grupo B en la Administración, grupo que permitiría la reclasificación de mucho personal que se encuadra en grupos inferiores con la consiguiente merma económica.

Desde UGT tenemos claras las peticiones imprescindibles: cobro de los Acuerdos del ICASS y de vialidad invernal, firma y cobro de los compromisos con el personal de planes hidráulicos y los subalternos de Educación, mejoras para otros colectivos, inclusión en la OPE de la oferta del 2019, Plan de Igualdad y Plan Concilia, desarrollo de una nueva Ley de Función Pública, carrera profesional para el personal funcionario…