Hoy 24 de junio es el Día Mundial de Acción Climática en los Centros de Trabajo, cuyo objetivo es sensibilizar a empresas, administraciones públicas y a trabajadoras y trabajadores de la necesidad de evaluar el impacto ambiental de la actividad, adaptar los centros de trabajo a las consecuencias del cambio climático y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El movimiento sindical sigue trabajando para conseguir que todos los trabajos sean decentes y compatibles con la sostenibilidad del planeta, y también para lograr un compromiso mundial en favor de la transición justa. Esa es la única herramienta posible para garantizar el futuro y los medios de subsistencia para los trabajadores y las trabajadoras y sus comunidades, en el camino hacia una economía con bajas emisiones de carbono y adaptada al cambio climático.

 Este día debe servir para impulsar y situar en el debate la importancia de adaptar las empresas y administraciones públicas con carácter urgente hacia un modelo de producción más sostenible, que sea garantía de estabilidad y de futuro para las personas trabajadoras.

En el marco de esta campaña las organizaciones sindicales nos hemos dirigido a la Vicepresidenta 4ª del Gobierno y Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, pidiendo que la crisis por la pandemia no suponga un retroceso en la determinación para hacer frente a la emergencia climática y los paquetes de estímulos económicos sirvan para impulsar la transición ecológica, con un compromiso pleno con la transición justa. Los paquetes de reconstrucción y el European Green Deal representan la última oportunidad para reorientar nuestro modelo hacia una economía más diversificada y sostenible que tenga como prioridad la generación de empleo verde de calidad, digno y seguro.

Aquí os dejamos el manifiesto,

“LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA JUSTA: ES AHORA”.